24 diciembre 2015

La Navidad





La navidad es amor, paz, familia, regalos, festejar el nacimiento de Cristo, en  general eso es lo que identifica o representa la navidad.



     Pero para los que han leído La Biblia, los que han hecho de la palabra de Dios la comida de vida, el pan de Dios que da vida al mundo, saben que, los verdaderos elementos de la navidad son: un niño, un pueblo rebelde, un Dios santo, bueno y justo y una ira.



     No puedes por amor a la paz, por amor a la concordia y a la tolerancia excluir a la ira de Dios de la navidad.



     Si Dios no fuera un Dios Justo y Santo, simplemente no existiría la navidad.



     Y es que Jesucristo para esto y por esto nació, para desviar la ira de Dios dirigida a un pueblo rebelde (nosotros)



     En navidad yo le doy gracias a Dios por mi familia, por permitirme compartir con ellos tiempo, regalos, etc. Por poder abrazarlos y reír con ellos, pero sobre todo y principalmente, le doy gracias a Dios, que envió a su Hijo unigénito para que toda la ira de un Padre Santo y Justo que estaba dirigida hacia mi, que soy un pobre pecador, fuera desviada y cayera sobre Jesucristo, y ahora todo aquel que en El cree, goza de esa paz verdadera, que ni el mundo ni lo material, jamás te podrá dar, que es la reconciliación con Dios a través de la fe en Cristo Jesús.

     La navidad es acerca de un niño, una ira; y ese niño creció, vivió una vida sin pecado y fue a la cruz para morir en tu lugar y en el mío.



     Y es precisamente de eso de lo que trata el cristianismo y la navidad, solo eso… de lealtad. El cristianismo no es acerca de leyes, reglamentos, órdenes que nunca podremos cumplir, el cristianismo es vivir una vida de lealtad hacia a aquel que murió por ti y por mi en la cruz, que se puso en nuestro lugar y recibió lo que no merecía, la ira de Dios por tus pecados y por los míos.



     De eso se trata la navidad de lealtad, lealtad al único que lo merece, Jesucristo.



Feliz navidad y que Dios les bendiga.